El Acuario de Nueva Inglaterra, en Boston

El aquarium de Boston se llama New England Aquarium y está situado al lado del puerto. En su interior hay muchos tipos de animales marítimos. Visitar el Acuario de Nueva Inglaterra, hogar de fascinantes criaturas submarinas, es una de las mejores atracciones turísticas para los amantes de los animales.

Instalaciones New England Aquarium en Boston El Acuario de Nueva Inglaterra, en Boston



La atracción principal, una réplica del arrecife de coral del Caribe.

Lo principal del Acuario reside en el grandioso tanque central (Giant Ocean Tank) de cuatro pisos de altura y 900.000 litros de capacidad. Está concebido como un enorme cilindro de cristal y dividido en sectores de tipo cuadrado-rectangular que constituyen los “ventanales” de observación del interior. La estructura de soporte son contrafuertes rectangulares en hormigón armado, verticales siguiendo las líneas generatrices del cilindro y por anillos circulares horizontales. Los recintos de las cuadrículas que se forman son lo que hemos llamado ventanales de observación (en el set hay alguna imagen donde si alguien sintiera curiosidad se podría ver). Una pasarela curvilínea en espiral que envuelve externamente al cilindro y concebida para que la circulación sea descendente constituye el pasillo desde el cual los visitantes van ocupando puntos de visión del interior.

Tanque Central New England Aquarium El Acuario de Nueva Inglaterra, en Boston

Este interior alberga un arrecife coralino caribeño y allí dentro conviven tiburones, barracudas, tortugas marinas gigantes, morenas y un sinfín de distintas especies marinas que pueden ser perfectamente observadas (y por supuesto fotografiadas) por los visitantes. En las plantas intermedias y en horizontal hay tanques paralelepipédicos muy bien instalados con otra multitud e de especies marinas con sus hábitats reproducidos. Los caballitos de mar llamaron mucho la atención a este viajero así como la piscina de pingüinos que ocupa la planta baja bordeando al gran tanque y que es uno de los atractivos singulares del recinto. Todos los tanques están dotados de una buena museografía haciendo de este a acuario un lugar muy didáctico. Los desplazamientos en el interior son cómodos y el viajero apenas sintió agobio en ningún momento, aún siendo domingo por la mañana.

Exposición de focas al aire libre

El edificio está contruido en el muelle. Las  paredes son de vidrio y el nivel del agua se situa por encima de la acera, por lo que las focas nadan por debajo del agua, a la vista. Junto a esta exposición al aire libre están las zonas de admisión al interior del edificio.

exhibición focas acuario El Acuario de Nueva Inglaterra, en Boston

Hábitat de pingüinos de penacho amarillo y exhibiciones especiales temporales.

Al entrar en el edificio principal, tiene dos opciones inmediatas: seguir recto para visitar el acuario principal de la instalación, o girar a la izquierda para ver exhibiciones especiales temporales.

La mitad de la planta principal del edificio es el hogar de los pingüinos de penacho amarillo y Blackfooted. Hay unas barandillas donde los visitantes pueden apoyarse para verlos cómodamente, o también se pueden contemplar las exhibiciones y paneles explicativos que cubren las paredes circundantes.

pinguinos new england aquarium El Acuario de Nueva Inglaterra, en Boston

 

El Acuario de Nueva Inglaterra puede ser el único lugar donde la mayoría de la gente nunca va a ver un gigante cucaracha del mar, un cangrejo rojo, o un ratfish manchado, uno de los más intrigantes habitantes de las zonas más profundas de los océanos, a más de 1.000 metros de profundidad, donde nunca brilla la luz y la vida parece poco probable.

Otras exhibiciones que capturan la atención son la piraña, por supuesto, y la selva inundada del Amazonas, en el que habitan peces inusuales como la Urau, y la arawana, a veces llamado el “mono de agua” por sus saltos y salpicaduras.

Una piscina de marea para interactuar con especímenes vivos

Todo en el Acuario de Nueva Inglaterra, es interesante para los niños, pero una de las mejores secciones es el “Edge of the Sea“, donde se encuentra una piscina de marea con específemenes vivos de las aguas locales de la zona. Los niños pueden coger y examinar los cangrejos, estrellas de mar y otros animales marinos. A diferencia de los tanques de exhibición, no hay cristal de separación, y los niños disfrutarán de esta experiencia tan interactiva. Los empleados del acuario responden las preguntas y asesoran acerca de estos animales acuáticos, garantizando al mismo tiempo que los animales no se manejan con demasiada brusquedad.

Cruceros de observación de ballenas y el teatro IMAX en 3D

Teatro IMAX El Acuario de Nueva Inglaterra, en Boston

Otras atracciones del New England Aquarium ofrecen cruceros de observación de ballenas y el teatro IMAX que se ha construido en frente del edificio principal. Una proeza arquitectónica, donde se pueden ver películas espectaculares de los habitantes de los océanos.

Pero el acuario ofrece una oportunidad increíble para ver, en vivo y en directo, algunas de las criaturas más fascinantes del océano, seres por lo general completamente ocultos a nuestra vista.

Precios y horarios: Para consultar los precios actuales y los horarios, visita el sitio web oficial del acuario: http://www.neaq.org/