Test del juguete animado para evaluar el carácter del cachorro

Etiquetas: .

Según Quéinecc, el inventor del test para evaluar el carácter de un cachorro, cuando un cachorro se enfrenta a un nuevo estímulo, puede reaccionar de tres maneras diferentes: con curiosidad, con indiferencia o con rechazo.

test juguete animado Quéinnec Test del juguete animado para evaluar el carácter del cachorro



Este test del juguete animado va a permitir evaluar, por un lado, el carácter del cachorro y por el otro, la organización de las relaciones hombre-perro. El cachorro estará situado en una habitación sin muebles, solo con el observador, el cual colocará un juguete animado en orma de perro y lo desplazará hacia el cachorro. Para el estudiode las relaciones hombre-perro, el propietario del animal, así como el observador, se colocarán formando media circunferencia, y dirigirán luego el juguete hacia el propietario.

Por su forma y por los ruidos emitidos, el cachorro va a identificar el juguete con un congénere; en este momento se evaluarán las reacciones del cachorro:

Evaluación de las reacciones del cachorro

  • El cachorro retrocede, ladra o no, olfatea bajo el rabo del juguete, todo ello con sus músculoes en tensión y con un aire inquieto. Esta reaccion se define como “normal”.
  • El cachorro emite ladridos de amenaza, parece ansioso; se considera como no apto para la vida en la ciudad.
  • El cachorro ataca al juguete, lo empuja, lo muerde; este ejemplar es sobre todo de tipo rebelde, incluso puede llegar a ser peligroso. Hay que tener en cuenta que este comportamiento se convierte en normal en la segunda o tercera presentacioón: el perro asimila el juguete a un objeto irritante.
  • El cachorro conserva una actitud calmada, sin dejar de mirar al juguete. Este cachorro será fácil de eduacar, pero tendrá cierta tendencia a la independencia.
  • El cachorro se refugia detrás  o debajo de la silla, parece sobre todo que tiene miedo, con una confianza limitada. Este tipo de comportamiento puede encontrarse en los cachorrros que no han tenido experiencias tempranas o han sido retirados muy pronto de sus hermanos de camada. Indica la necesidad de socializar más al cachorro. Si el cachorro evaluado ha tenido ya experiencias en manada y aún así presenta esta conducta, indica un individuo temeroso y tímido con el que puede resultar difícil la convivencia.
  • El cachorro huye, lo que se traduce en una gran ansiedad, pero también en una relación con el propietario más bien indulgente. El cachorro se convierte en un marginado, dispuesto a huir a la más mínima oportunidad.
  • El cachorro se refugia al lado del propietario. Esta actitud se traduce en una verdadera jerarquía, muestra confianza absoluta en el lídder y un total reconocimiento de éste. Este cachorro será fácil de entrenar, sumiso y confiado en su líer.
  • El cachorro se refugia cerca del tercero (el observador). Esto se traduce en una mala relación entre el cachorro y el propietario.

 

Es posible realizar el test con toda una camada. Solo el dominante estable se aproxima al juguete, así como solo el sumiso estable se refugia junto a su propietario. Si el test se realiza en presencia de la madre de la camada, todos los cachorros sumisos estables se refugiarán junto a ella. Los cachorros más independientes tenderán a colocarse entre la madre y el juguete.