Las mascotas reaccionan ante la llegada de un hijo

Actualmente las mujeres no sólo se están casando más tarde sino que también hay una tendencia a postergar la llegada del primer hijo.
Esto ha llevado a que las parejas adopten, durante los primeros años de su convivencia, mascotas como perros o gatos, los cuáles terminan ocupando un lugar preponderante en la casa y en muchos son tratados como los hijos del hogar.

t1 1277740590 300x200 Las mascotas reaccionan ante la llegada de un hijo

Mascotas



Cuando llega el primer hijo al hogar la mascota se va a dar cuenta de inmediato que él ya no es el centro de atención y puede tener conductas que no tenía hasta antes de la llegada del bebé.

De este modo, los perros o gatos pueden comenzar a orinar o defecar en la cama de los dueños, también es posible que dejen de comer u ocupen otras partes de la casa para hacer sus necesidades básicas. Esos son signos de que el perro o el gato están tratando de llamar la atención de los dueños nuevamente.
Pero la situación se puede tornar aún más compleja cuando la mascota comienza a agredir a los dueños, como también al hijo que ha llegado.

La forma en que reaccione el animal dependerá de cómo ha sido criado. Si es una mascota que no es violenta, no tendría porque volverse violenta frente a un niño.