La eutanasia animal


      
27 noviembre 2010. Categoría: Nuestras mascotas

Eutanasia animal: Decidir sobre la vida de un tercero es siempre tarea difícil. Cuando se trata de un amigo fiel e indefenso como una mascota, el juicio y la responsabilidad son fundamentales para hacer el trauma más llevadero.

eutanasia animal La eutanasia animal

Eutanasia animal

“Es lo mejor para el animal”, suelen decir los veterinarios cuando alguna enfermedad azota a la mascota y no queda otra que reducirles el sufrimiento propiciando su muerte. Sin embargo, son siempre sugerencias de un profesional que, al fin de cuentas, quedan a juicio de la persona.

Mientras unos ven la eutanasia como el acto de amor más grande –porque se pone el bienestar de la mascota antes que el propio-, otros lo perciben como una trasgresión al ciclo natural de vida. De allí que sea importante saber cuándo es el momento indicado para poner fin a la vida de la mascota.
La disyuntiva es la misma de persona en persona: si será oportuno verlo sufrir o si se sufre más sin poder ver nunca más a ese ser querido.
Lo ideal es evitar improvisar y consultar siempre a un profesional. Cuando éste sugiere la eutanasia como salida es porque la calidad de vida del animal, a la que todos tienen derecho como los humanos, es nula o está en decadencia. El veterinario no piensa sólo en el animal; la familia vive en carne propia su sufrimiento. Se convierte, entonces, en un proceso de desgaste psicológico y físico.
Una de las recomendaciones que hace la American Veterinary Medical Association es la de incluir a cada uno de los miembros de la familia en la decisión, y sopesar las consecuencias de ella en cada uno de los integrantes.

De no estar convencido de que la eutanasia sea lo más oportuno, ten cuenta lo siguiente:

  • Cuenta los momentos de felicidad y sufrimiento que vive el animal. La balanza estará siempre de un lado y podrá aclararte las ideas para tomar una decisión
  • Evalúa detenidamente si hay alguna posibilidad de  recuperación de la  enfermedad o dolencia, siempre y cuando sea una probabilidad con un  argumento válido, explicado por un veterinario, y no un deseo desesperado de tener al animal contigo  más tiempo.
  • Estudia cuáles son los síntomas del animal y los desgastes físicos que padecerá con el tiempo, para así sopesar hasta dónde estás dispuesto  llegar mientras empeora la enfermedad.
  • Analiza si vale la pena financiar tratamientos costosos para una enfermedad que ya se sabe incurable.
  • Asegúrate de comprender el diagnóstico y de confiar en la palabra del médico veterinario. Si no lo tienes claro, acude a una segunda opinión y pide las respectivas explicaciones. Solicita cuanta información sea necesaria.

Derecho al tiempo

Cuando el médico veterinario propone la eutanasia como fin para el sufrimiento, las acciones no deben ser necesariamente inmediatas.
La persona está en todo su derecho a tomarse el tiempo necesario para digerir la idea y entender qué es lo más conveniente a la mascota. En este lapso suele discutirse en familia la decisión.
Es importante que cada uno exprese su opinión sobre el tema, especialmente los niños, quienes suelen ser los más afectados momentáneamente. A juicio de psicólogos y especialistas, es normal que sean ellos quienes rechacen la posibilidad pero es también cierto que su tiempo de duelo suele ser más corto que el de los propios adultos.

La eutanasia es indolora

El animal no sufre en momento alguno antes de quedar inconsciente. Se suele inyectar alguna droga que tranquilice y otra que induzca la muerte sin mayores traumas, razón por la que la eutanasia sea referida coloquialmente con la expresión “dormir al animal”.

Comentarios (4)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. Marcos dice:

    Hoy le han hecho la eutanasia a mi gatita y de muerte digna y sin sufrimiento NO TIENE NADA. Ha sido una agonía de 5 minutos, me siento MUY MAL, no debería haber muerto de esa manera, no lo merecía :_(

    Descansa en paz, te quiero muchísimo.

  2. harper lee dice:

    He sacrificado a mi perro, era muy mayor y con dolencias renales. Convencido por un veterinario y una empleada, y a pesar de que no consideraba que era el momento oportuno, me senti presionada porque me dijeron que en festivos me tendrian que derivar a otra clinica, y que me resultaria imposible encontrar un veterinario para la eutanasia a domicilio y yo no podía ni tenía quien me desplazara junto con mi perro.
    La eutanasia, ahora me doy cuenta, es indigna tanto para el animal al que se le restan horas o dias de vida que le pertenecen solo a él . Es su tiempo. No tenemos derecho a quitarselo por el egoismo de no verlos sufrir, o por el egoismo veterinario de indole económico disfrazado que provoca una presion sobre el dueño del animal, (-este animal no tiene calidad de vida, puedes tener otros amimales más- dejale acabar con dignidad mientras este bien) esa decisión fue para mi el momento más critico y doloroso de mi vida. Se que siempre arrastrare esta culpa, porque ordene el sacrificio de alguien que era MI FAMILIA, pues no tenia a nadie más ni él a nadie más que a mi.
    Si tienen que poner fin a la vida de su mascota, esperen al máximo, es su vida y su tiempo. La vida es alegria, dolor y sufrimiento, solo cuando sea insoportable el sufrimiento debe ser administrada la eutanasia. Y eso solo tú lo puedes decidir, no tu veterinario, tu conoces a tu compañero y amigo. Suaviza su muerte, dulcifícala, pero por favor no le robes su tiempo como hice yo por un mal consejo, esa pena la llevaré hasta el dia de mi muerte. Nunca te olvidare SEÑOR DINGO, perdóname.

  3. Andrew dice:

    Realmente es muy triste poder dejar a tu mascota que te acompaño durante varios años qye te dio cariño cuando mas te faltaba , alegria y aun enojo pero realmente es doloroso , a mi me todo elejir el futuro de mi mascota que tenia calculos , realmente esa enfermedad es irreversible pero , nunca he sentido tal dolor , ni poder despedirme de el porque la lleve a la veterinaria y me llamo diciendome que mi mascota estaba grave , asi que decidi dormirlo para que ya no sufra , aun sigo pensando si sufrira , o a dodne se ira cuando muera , espero que algun dia este junto a mi de nuevo porque me dio mucho consuelo cuando me faltaba.

  4. mascotas.lapipadelindio.com dice:

    Hola Andrew, muchas gracias por compartir tu experiencia. Entendemos tu dolor. Es como cuando se pierde a un miembro de la familia… Si te preguntas si sufrió con la eutanasia, te diré que el animalito no se entera, pues de va quedando dormido hasta que su corazón para de latir. Así que, más bien, gracias a la decisión que tomaste, dejó de sufrir esa enfermedad tan dolorosa. Un consejo, para hacer más llevadera tu pérdida: recuerda que tu mascota te hizo feliz, pero tú también la hiciste feliz a ella, con tu amor recíproco. Un fuerte abrazo.