Dueños obesos, mascotas gordas

Etiquetas: .

La situación de los animales refleja a una sociedad. En Afganistán e Irak, países en guerra, los perros sufren violencia porque son utilizados en peleas o cazados hasta el exterminio.
gatogordo nota 300x236 Dueños obesos, mascotas gordas



En México y Estados Unidos, las naciones más obesas del mundo, los animales de compañía padecen sobrepeso, igual que sus dueños. En el país, 70% de los mexicanos adultos tienen sobrepeso, 35% de los mexicanos adolescentes tienen sobrepeso y 200 mil muertes estuvieron relacionadas con el sobrepeso en 2009, según el Instituto Nacional de Ciencias Médicas.

Los especialistas estiman que aproximadamente 24 a 40% de las mascotas en Estados Unidos tienen sobrepeso.

Gordos, pero ¿felices?

La obesidad se define como el incremento de peso arriba del 20% del peso ideal. La causa principal de este fenómeno es que el vínculo más fuerte entre la mascota y su propietario es la alimentación.

“La obesidad lleva en sí un fuerte lazo emocional asociado a la comida, pues se cree que para consentir a su perrito se le debe alimentar de más; en ocasiones el alimento se usa incluso como premio, y hasta se le da una porción extra al animal, si se porta bien”, asevera Roberto Vargas, gerente de mercadotecnia de la unidad animales de compañía de Pfizer Salud Animal.

Para combatir este padecimiento, se debe “comprender este lazo emocional relacionado con el alimento y sensibilizar al propietario sobre las consecuencias de sobre alimentar a su mascota”, comenta Vargas.

Especialistas estiman que 60% de los perros de compañía está por encima de su peso y tan sólo el 20% está en su peso ideal.

Enfermedades relacionadas con la obesidad

De acuerdo con el Dr. Thomas Graves, investigador endocrinólogo veterinario por la Universidad de Illinois, existe un alto grado de subdiagnóstico en las enfermedades que padecen los animales de compañía, como es el caso del hipotiroidismo que podría prevenirse al reducirse los riesgos de obesidad.

“Los seres humanos obesos, generalmente, no viven tanto como sus contrapartes delgadas, y son mucho más propensos a enfermedades como diabetes tipo 2, enfermedad de la arteria coronaria, osteoartritis, hipertensión, y algunos tipos de cáncer. Los perros y gatos obesos son susceptibles a los mismos efectos perjudiciales, incluyendo menor expectativa de vida y desarrollo de varios padecimientos”, explicó Graves.

Actualmente, en la práctica médica veterinaria cotidiana, los especialistas han puesto especial atención a las enfermedades que se sabe generalmente van relacionadas con el sobrepeso.

Los trastornos que presentan los canes son muy similares a los humanos; los problemas endócrinos (como diabetes o hipotiroidismo) son los más frecuentes; además de dolor o inflamación en las articulaciones o columna, dificultades para respirar y para realizar actividades cotidianas.

Otra de las consecuencias observadas es la reducción de la esperanza de vida, lo cual varía según la raza y el tamaño del animal, entre otros factores. Por ejemplo, para una raza pequeña, que tiene un promedio de vida de 15 años, un perro obeso puede presentar esta alteración a los 7 u 8 años y así reducir considerablemente su expectativa de vida.

Los investigadores opinan que la solución está en proporcionar una dieta adecuada para nuestra mascota.